Home » Default »El sistema nervioso y la homeostasis

El sistema nervioso y la homeostasis

Advertisement

El sistema nervioso y la homeostasis

Mire en el interior del cuerpo en el sistema nervioso

El sistema nervioso humano ejerce control sobre casi todo lo que hacemos.

Se compone del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y el sistema nervioso periférico (nervios craneales y espinales), que se ramifican desde el sistema nervioso central.

El sistema nervioso periférico se divide a su vez en la parte sensorial (que participan con la percepción de la sensación), y parte del motor (involucrado en el control de los movimientos voluntarios y involuntarios).

Los nervios sensoriales interpretar la información sobre el entorno interno y externo, informando al sistema nervioso central para su procesamiento en la decisión sobre un curso de acción apropiado.

La parte del motor del sistema nervioso incluye nervios somáticos responsables para el movimiento voluntario de los músculos esqueléticos y los nervios autonómicos responsables de la regulación involuntaria automática del músculo cardíaco, músculo liso, y las glándulas.

Los nervios autónomos tienen dos divisiones. Simpático (el estrés, también conocido como "lucha o huida", respuesta) que activa una respuesta fisiológica y parasimpático (la respuesta de relajación) que inhibe esta respuesta manteniendo así un retorno a la normalidad.

La homeostasis es un término comúnmente utilizado por los profesionales de la medicina holista y alternativa. En él se describe cómo el cuerpo humano reacciona a los cambios, manteniéndolo dentro de ciertos parámetros para asegurar el correcto funcionamiento. Cuando uno de los muchos sistemas del cuerpo cae fuera de equilibrio, de alguna manera, un proceso conocido como retroalimentación negativa señala el problema o estado de cambio.

El cuerpo responde mediante la regulación de los sistemas necesarios con el fin de volver a la homeostasis en lugar de ir demasiado lejos en la dirección equivocada. También hay unos pocos casos en que el cuerpo utiliza un proceso de retroalimentación positiva, que fomenta el rápido aumento de una actividad para hacer frente a una situación emergente (fiebre, la producción de plaquetas para la coagulación sanguínea, dilatación uterina durante el parto y la lactancia para lactancia).

La temperatura del cuerpo, el equilibrio del pH, los niveles de oxígeno, el volumen y la presión sanguínea, la ingesta de nutrientes, la digestión y la absorción y excreción de productos de desecho deben ser regulados para que el cuerpo funcione correctamente. Estos niveles se mantienen en gran medida de forma automática sin que seamos conscientes de ello por el sistema nervioso autónomo. Podemos, sin embargo, ejercer cierto control sobre las funciones autonómicas como la respiración, el ritmo cardíaco y la digestión. El ejercicio, el yoga, el masaje, la acupuntura y la meditación son excelentes en la reducción de la activación simpática.

Las personas son generalmente más sanos que sus cuerpos están en la homeostasis. Nutrición inadecuada, el consumo de alcohol o drogas, el tabaquismo, la falta de sueño, falta de ejercicio y el estrés empujan el cuerpo hacia las condiciones físicas y mentales o enfermedades. Estos se obvia factores que contribuyen a quitarse el equilibrio homeostático del cuerpo y la mente.

Así que recuerde que el sistema nervioso es el sistema de regulación y coordinación homeostático fundamental del cuerpo humano. Cuanto más entienda este sistema, el mejor informado puede convertirse en una vida más sana. Buena Suerte!